Noticias

El Ministerio de Salud, a través del director del SEMPRO, está las 24 horas pendiente de la evolución de los sanluiseños accidentados en el vuelco del colectivo de Andesmar en Altas Cumbres y en donde todos los pacientes puntanos, menos Diego Ortiz, fueron dados de alta y evolucionan en sus respectivos hogares.

El Gobierno sigue de cerca la evolución de los pacientes.

Mirtha Chirino, que sufrió una fisura en su cadera, fue visitada por profesionales del SEMPRO para curarle algunas escoriaciones propias del impacto en la zona sacra.

Fátima Facsio, de 7 años, sufrió la fractura de su brazo derecho y fue valorada en las últimas horas por los profesionales del hospital, para ver como evoluciona.

Nery Viera  y Hugo Francara, ambos de Merlo, evolucionan muy bien. Al igual que Mirna Garro que estuvo internada en Carlos Paz por una fractura de homóplotato, y fue visitada por personal del SEMPRO para su valoración.

Diego Ortiz, que debido al accidente perdió uno de sus brazos, sigue en terapia intensiva.

“A pesar del mal momento que tuvieron que vivir, por suerte casi la totalidad de los pacientes están muy bien y evolucionando favorablemente. Nosotros seguimos de cerca cada caso en particular,  y la gente a eso lo valora mucho. Está muy agradecida al Ministerio de Salud, por la ayuda y contención”, sostuvo Núñez.