Noticias

El ministro de Seguridad se refirió a los incendios forestales registrados en los últimos días en diferentes puntos de la provincia. “Le pedimos a la gente que no encienda fuego en las sierras”, agregó.

“Cuando un incendio es provocado no podemos hablar de accidente, son siniestros. Hay una intencionalidad. Eso está claro, lo notan nuestros bomberos y brigadistas”, expresó Ernesto Nader Ali en una entrevista brindada a El Diario de la República, tras los últimos fuegos que devoraron pastizales, arbustos y monte nativo en Estancia Grande, Potrero de los Funes y El Volcán, y que gracias a la pericia de los brigadistas fueron extinguidos.

La sequía típica de la época, las altas temperaturas registradas en los últimos días, los vientos y la bajísima humedad que reina en la provincia son un cóctel explosivo que sirve como combustible de cualquier fuego.

“En algunos casos hay mala intención. No puedo decir que es así en todos los casos, pero nuestra gente tiene experiencia. Conoce del tema. Es cierto que el fuego puede surgir por impericia, pero también hay indicios de malas intenciones. Si son provocados, son siniestros. No hay margen para accidente. Los bomberos han actuado bien, con rapidez y esfuerzo. Por eso pedimos a la gente que no encienda fuego en las sierras “, agregó Ali.

Para el jefe de San Luis Solidario, José Torres, hay un indicio clave que deja ver intencionalidad detrás del fuego en Estancia Grande, que llegó hasta Potrero. “Allí las llamas tuvieron dos focos inconexos, no tenían relación uno con el otro. No había forma de que las llamas de uno generaran el otro. Y se levantaron casi a la misma hora, con una diferencia de diez minutos. Es evidente que alguien fue encendiendo el fuego”, indicó.

“En un noventa y nueve por ciento, los incendios forestales son intencionales. Surgen por impericia o por las ganas de hacer daño con fuego”, añadió Torres, y le recordó a la comunidad que hay una veda vigente: “No se puede quemar nada. La gente debe entender que no hay que prender fuego. Sólo con alguna autorización de quema prescripta, que sólo emite San Luis Solidario y que exige una serie de trámites e inspecciones”.