Noticias

También dijo que piensa en un gran acueducto que vaya desde Paso de las Carretas, pase por Villa Mercedes y recorra todo el sur, con agua del Río Quinto. Son algunos de los proyectos que sueña con llevar adelante el gobernador. “Son obras mayores, pero que tenemos en la cabeza y queremos hacer. Si nos ayudan todos, lo vamos hacer”, aseguró.

Alberto sueña con la construcción de una autopista que una San Luis y Candelaria.

Más allá de las viviendas sociales, los hospitales y las distintas obras públicas que ya están en la agenda de la Provincia, Alberto contó durante el encuentro en Quines que quiere realizar más construcciones de gran envergadura, con o sin el apoyo de Nación. “Macri, escuchá vos también. Porque te hemos pedido y a San Luis, cero. Quieren ganar las elecciones, nada más. Y nosotros también; por eso hay que votar bien”, dijo con un tono distendido y ante la sonrisa cómplice de los vecinos de Quines. Y afirmó: “Si el gobierno nacional no nos quiere ayudar, bueno, que sea un facilitador; que no nos ponga palos en la rueda”.

Alberto expresó su deseo de comprar una casa antigua y deteriorada que está en la entrada al pueblo, para convertirla en un centro cultural, además del que ya se comprometió a realizar en la ex estación de trenes. Y también aseguró que creará un gran frigorífico. Mientras que en San Francisco, continúa con la recuperación de la escuela, que será otro centro cultural; y en Candelaria piensa techar el anfiteatro y hacer también escuelas dirigidas a la cultura. Oración aparte para Leandro N. Alem, donde Alberto dijo que le gustaría construir una hostería y hasta, quizás, un dique.







" target="_blank">