Noticias

El senador nacional se reunió con habitantes del departamento Junín, en el Club San Martín.

Adolfo calificó la reunión con los vecinos de Merlo como "altamente positiva".

El senador nacional, Adolfo Rodríguez Saá, y la ministra de Salud María, José Zanglá, escucharon en un foro abierto los problemas que plantearon los vecinos sobre el servicio de salud en Merlo, Santa Rosa, Carpintería, Los Molles y El Talita.

Entre esos planteos surgieron las dificultades que padecen, muchas veces, en el traslado de pacientes en las zonas alejadas, las demoras en el nombramiento de médicos, la distribución y la cantidad de turnos, la falta de guardias pediátricas los fines de semana, las exigencias de los anestesistas y la mala atención en los centros privados de salud.

“La carrera sanitaria existe para que los médicos cobren un buen sueldo, que supera los $50 mil. Tenemos que terminar con las guardias pasivas. El Gobierno anterior otorgó ese privilegio, pero en la carrera sanitaria no debe haber tareas pasivas. Les pido a los políticos que ayuden a desnudar esta crisis, y que ayuden también a la ministra y a la directora del hospital de Merlo”, dijo Rodríguez Saá, después de escuchar durante casi tres horas las voces que surgían -espontáneas- entre las más de 700 personas reunidas en el Polideportivo del Club San Martín.

Rodríguez Saá elogió el trabajo de María Flores, la nueva directora del hospital merlino, que estaba sentada cerca suyo, junto con el intendente interino de Merlo, Edgar Amaya; la senadora nacional, Liliana Negre; y el ministro de Turismo, Héctor Mazzina.

Luego, confirmó que el Gobierno de San Luis va a inaugurar en diciembre el nuevo hospital de esta ciudad, que dispondrá de los servicios de terapia intensiva y quimioterapia.

“Los anestesistas se manejan como una corporación, que no voy a calificar. Cobran lo que quieren y como quieren. Quiero que reclamemos juntos para que este sector de la medicina tenga más sensibilidad humana”, planteó el senador nacional. “Logramos que un médico comprometido con San Luis sea el rector de la Universidad Nacional de Villa Mercedes (el doctor Roberto Schwartz) y está a punto de ser aprobada la carrera de Medicina, a la que otros sabotearon. Vamos a preparar a nuestros médicos y anestesistas para terminar con este problema”, prometió Rodríguez Saá.

 

Una médica del hospital de Santa Rosa del Conlara, que se había sentido aludida por los reclamos de esa ciudad, intervino casi al cierre del encuentro. Dijo que tenían “dificultades” pero aseguró que daban un buen servicio. De paso, reclamó que una ministra de Salud de la gestión pasada, Teresa Nigra, incumplió su promesa de vivienda a cambio de que se radicara en esa ciudad y se integrara a la carrera sanitaria.

También, la doctora Flores dejó su voz en el foro: “Estamos en una etapa de transición para la mejora. Les pido un poco de paciencia”, dijo.

El senador nacional resaltó que este mecanismo de participación ayuda a conocer la realidad de las zonas más alejadas de los centros urbanos. “Creo que este encuentro fue altamente positivo”, dijo.