Noticias

El Salón Blanco se vistió de funyi y polainas para disfrutar de un repertorio tanguero con aroma a agua florida y perfume de percal.

Alberto Altamirano se presentó en Terrazas

Con entrada libre y gratuita, se presentó en la noche del viernes, Alberto Altamirano que, según dicen los que saben, es uno de los mejores cantores de tango de la provincia. Acompañado por Carlos y Rodrigo Bravo en guitarras amenizó la velada del Salón Blanco con un repertorio bien de arrabal.

Habrá que darle crédito a quienes lo signan como una gran voz tanguera porque el clima generado en Terrazas, nada tenía que envidiarle al Viejo Almacén, el Café Tortoni o a cualquier otro cafetín de Buenos Aires donde se puede disfrutar el ritmo del 2×4.

Clásicos como “Garúa”, “Atenti Pebeta”, “Ventanita de Arrabal”, “Pucherito de Gallina” y “Cuando me entrés a fallar” hicieron gala de una garganta privilegiada para el tango.

“Estamos muy felices de estar en este Ciclo Cultural donde todos podemos manifestar nuestra música, en este caso el tango que es lo que hago. Es tan rico en música y letras que se vive en todo el mundo y es patrimonio cultural de la humanidad”, señaló Altamirano.

Con respecto al valor que representa para los artistas puntanos la posibilidad que el Gobierno de la Provincia les brinda, Alberto Altamirano consideró: “Brillante lo que nos  dio el gobernador Alberto Rodríguez Saá, un espacio exquisito con un buen sonido, una sala espectacular  y un sistema de luces que para toda manifestación cultural es tan importante. Alberto está siempre dispuesto a expresiones de este tipo”.

El dúo Sumergente se presentará el próximo martes, en el siguiente encuentro del Ciclo Cultural.