Noticias

La iniciativa se llevó a cabo este lunes y contó con la participación de más de 160 alumnos de tres instituciones educativas de la provincia. En la ocasión, los chicos aprendieron más sobre el equinoccio de otoño, a través de diversas actividades.

EPÍGRAFE: En el Parque Astronómico, los chicos conocieron más sobre el equinoccio otoñal.

Este lunes, el Parque Astronómico (PALP) de la Universidad de La Punta recibió una nueva estación del año con “La expresión del otoño: el equilibrio entre luz y oscuridad”, una actividad que contó con la participación de alumnos de 4°, 5° y 6° grado del Instituto San Gabriel, de la ciudad de San Luis; la Escuela Pública Digital “Nelson Mandela”, de La Punta; y la Escuela N° 38 “Álvarez Condarco”, del paraje Los Molles. En la oportunidad, los chicos conocieron más sobre el equinoccio otoñal: el fenómeno astronómico que determina el inicio de esta estación en el hemisferio sur.

“Contamos con la visita de tres instituciones educativas y la idea fue que los chicos vivenciaran, a través de la experimentación, este especial fenómeno. Hoy estamos viviendo un momento único en el planeta Tierra, ya que el día y la noche tienen igual duración. Estamos hablando de un equilibrio de nuestro planeta y, por eso, todas las actividades giraron en torno a eso”, manifestó la jefa del Programa Ciencia y Técnica de la ULP, Elina Leonhart.

Como parte de esta iniciativa, los alumnos recorrieron el Solar de las Miradas, donde se les explicó la función del gnomón, un instrumento pre-telescópico utilizado para medir el equilibrio de las sombras. Asimismo, participaron de funciones temáticas en el planetario y dieron rienda suelta a su creatividad con una intervención artística del Programa Arte y Juego, que consistió en tareas de expresión corporal basadas en “Las cuatro estaciones”, de Antonio Vivaldi.

La experiencia de los más chicos

Tiara y Airana son dos de las alumnas de 5° grado del Instituto San Gabriel, que asistieron al Parque Astronómico de la ULP. “Nos enseñaron cómo es la llegada del otoño y también nos hablaron sobre el movimiento que realizan el Sol y la Luna. Fueron cosas muy interesantes para todos nosotros”, dijo Tiara con respecto a la actividad realizada.

En tanto, Airana afirmó: “Esta experiencia fue muy linda y emocionante porque aprendimos cosas que no sabíamos, así que fue muy interesante. Y es bueno que los chicos vengan a estas actividades porque son muy lindas, se puede compartir con los compañeros y se aprende mucho”.